Donde estamos

ampliar foto ampliar foto ampliar foto ampliar foto
El entorno ideal para estimular la creación musical.

En el punto más meridional de Europa, en el sur más al sur, enfrente de África, se encuentra Tarifa, y cerca de ella está Punta Paloma. Un paraíso en el sur para músicos sensibles. Uno de los pocos enclaves que se mantiene virgen en toda la costa Europea, playas limpias, aguas transparentes, dunas blancas rodeadas de pinares y frondosa vegetación, con temperaturas suaves y sol la mayor parte del año.

De hecho Punta Paloma está dentro de un parque natural (P. N. del Estrecho) y a escasos minutos de otro gran parque (P. N. de los Alcornocales), considerado como “una de la diez maravillas de Europa”, formado por bosques milenarios de alcornoques, quejigos, encinas y toda la variedad autóctona que ha sido conservada intacta. Un espacio natural que se extiende a lo largo de 180,000 hectáreas, siendo uno de los parques más grandes de España.

Existen agencias de turismo rural que organizan todo tipo de actividades relacionadas con la naturaleza como senderismo, paseos a caballo, etc… Pero no es necesario moverse del estudio porque aquí en Punta Paloma, donde nos encontramos, disfrutamos de unas vistas maravillosas del estrecho, con el mar “azul profundo” y África al frente; y si damos un pequeño y agradable paseo estaremos en la playa.

En definitiva el entorno ideal para estimular la creación musical, donde realmente existe el silencio, la paz y la auténtica naturaleza; el cielo nocturno cuajado de estrellas y los días, lluviosos o soleados, cargados de sorpresas y siempre llenos de matices.

ampliar foto ampliar foto ampliar foto ampliar foto ampliar foto ampliar foto